Comenzaba septiembre de 2011.

Una dolencia degenerativa que afecta a las articulaciones me obligaba, desde hacía unos años, a mantener “en forma” los músculos de los dedos de las manos para que retrasasen la progresiva y dolorosa  deformación de las articulaciones de los dedos. Me pasaba el día apretando una pelotita de goma.

Una mañana, aburrido de la pelota, decido buscar otras opciones de ejercicio que me ayuden a mantener en forma los puñeteros deditos. Abro el navegador y tras una desorganizada búsqueda en Google y Youtube me encuentro los vídeos de un tío que abre candados con un par de trozos de hierro. Recuerdo que el pájaro se llamaba “Sacamantecas”, más tarde descubrí que en la vida real se llama Luis y es un abnegado funcionario que dedica su tiempo libre a investigar en los temas más inverosímiles que puedas imaginar.

Aquello me pareció increíble, no podía dejar de ver sus vídeos, era como en las películas de espías, “pide, no pide, pide, no pide, ¡abierto!” y el candado o el cilindro en cuestión quedaba abierto, mostrando su debilidad. Yo quería hacer eso, estaba decidido.

También descubrí que había una cosa que se llama “ganzuado deportivo” porque Sacamantecas, al final de todos sus vídeos, siempre decía “no olvidéis promover el ganzuado deportivo” y a nada que investigué supe que existe “ganzuando.es, la mayor comunidad de ganzuado deportivo en español”. El camino estaba claro, ahí tenía que entrar de cabeza, como fuese

Objetivo 1: Entrar en ganzuando.es

Objetivo 2: Aprender a ganzuarlo todo, ¡TODO!

Pensaba que el objetivo 2 era el complicado pero a poco de intentar entrar en ese foro descubrí que el objetivo 1 no era “moco de pavo”, había que responder a una batería de preguntas, de la forma adecuada, ateniéndome a un formato concreto, con el número de palabras necesarias, con absoluta sinceridad … y con paciencia, con mucha paciencia e interés pues los moderadores no te lo ponen fácil, son bastante estrictos y les gusta “jugar” un poco antes de darte acceso poniendo a prueba tu interés, talante y paciencia.

Una vez dentro (me costó varios días conseguirlo) había que enfilar el objetivo nº2, “ganzuarlo todo”, … pronto descubrí que tampoco era tarea fácil porque sólo con la diversidad temática ya podría desalentar a cualquiera.

Pero … ¿cómo encaja este asunto de la seguridad física en un blog de ciber?, … llamémosle “seguridad perimetral” y hagamos una reflexión sencilla: la información digital se almacena, mayoritariamente, en soportes físicos. Los soportes físicos se custodian, habitualmente, en espacios (edificios, salas, despachos, cajas o cajones) bloqueados por cerraduras o candados. La “nube” tiene soporte físico, realmente son granjas de servidores protegidos por cerraduras y otros sistemas de cierre, también vulnerables, con sus correspondientes racks también protegidos por cerraduras, etc.

Quizá en este clip de la serie “The Big Bang Theory”, del capítulo “The 43 Peculiarity”, a partir del minuto 1:10, encontremos una respuesta perfecta a esta cuestión https://youtu.be/FwewGgDb8Bg?t=70

Queremos, en este y los siguientes posts que Sh3llCON me permita publicar, ir desmenuzando los diferentes puntos que componen el universo de la seguridad física, en la que trataremos asuntos relativos a la protección de un entorno físico y las diferentes formas de eludir esos mecanismos de seguridad física. Es decir, partiremos de cómo proteger un acceso (la puerta de un domicilio) y las formas, tanto destructivas como no destructivas, que se usan habitualmente para eludir esas protecciones.

Por supuesto que todo lo que aquí se presenta se hace con fines educativos, con al objetivo de aprender a proteger la propiedad. Todas las técnicas que mostraremos no deben aplicarse NUNCA en sistemas o dispositivos de cierre que estén en uso.

Un breve resumen de los temas a tratar sería:

  • SEGURIDAD FÍSICA – ACCESOS (cómo bastionar la entrada a la vivienda) donde conoceremos los elementos principales (vano, marco, hoja de puerta, cerradura, cilindro, escudo, …) descubriremos cómo funcionan los diferentes sistemas viendo sus tipos, funciones, mejoras, etc.
  • APERTURAS donde conoceremos las diferentes formas (destructivas y no destructivas) que se utilizan habitualmente para eludir los sistemas de cierre que protegen los accesos. En este punto es donde trataremos la técnica del ganzuado que me trajo a este mundo de locos y otras técnicas menos “nobles” como raking, bumping, bypass, etc.
  • CANDADOS. Este es un punto muy especial y al que le dedicaremos un apartado de especial cariño. Un muy buen amigo mío dice que los candados son “la única cerradura que avisa de que el dueño no está dentro”. Respecto de los candados hay mucho que contar (materiales del arco y del cuerpo, sujeción del arco, cilindro que lo cierra con sus variedades de serreta, multipunto, discos, combinación, …)
  • CERRAJERÍA FORENSE con lo que descubriremos los rastros que dejan en las cerraduras los diferentes intentos de violentarlas. Con estos vestigios, un cerrajero forense podrá discernir cómo se produjo el intento, con qué herramientas, etc.

 

Para abrir boca, un aperitivo del apartado de “SEGURIDAD FÍSICA – ACCESOS”. En este “entrante”, previo a la gran comilona, vamos a conocer las partes del interior y del exterior de una puerta de acceso que en próximas publicaciones estudiaremos en detalle y aprenderemos a protegerlas.

Por la parte interior de una puerta de acceso encontramos los siguientes elementos:

Marco: Cerco de madera o metal que se sujeta a la pared y recibe la hoja de la puerta. El marco también se puede sujetar sobre un premarco, de madera o metal, y este a la pared.

Hoja de puerta: Superficie batiente, de corredera o basculante,  habitualmente compuesta por varias capas que constituyen su factor de resistencia.

Bisagras: dispositivos metálicos que hacen las funciones de eje sobre el que gira la hoja de la puerta.

“2FA”: (broma: segundo factor de autenticación) popularmente conocido como “cadena” se trata de un dispositivo que permite abrir la puerta un pequeño espacio determinado por la longitud de la cadena. Proporciona más seguridad psicológica que real, pudiendo incluso, en ocasiones, debilitar la resistencia.

Mirilla: Dispositivo, habitualmente óptico, que permite observar el exterior sin necesidad de abrir la puerta.

“3FA”: (otra vez la misma broma: tercer factor de autentificación) en este caso se trata de un cerrojo convencional cuyo objetivo es obligar a manipular un nuevo punto antes de conseguir el acceso.

Manilla o manivela: Elemento habitualmente mecánico que acciona el pestillo o resbalón desde el interior.

Cilindro: También conocido como bombín, es un elemento habitualmente mecánico, de gran complejidad de diseño y fabricación, considerado el corazón de un sistema de cierre (aunque más adelante veremos que esa importancia es relativa).

Pero, aunque pocas personas le dedican la atención que se merece, tenemos que considerar un punto más antes de abordar todos estos elementos (y los de la parte exterior) con mucho más detalle, se trata del “vano”, es decir, del hueco donde se colocará el premarco, el marco y su hoja de puerta correspondiente. En este caso, más que al vano nos referimos al muro sobre el que se montará todo. ¿Alguien imagina montar una superpuerta acorazada sobre unas paredes de cartón?, … ¿imaginas por donde intentarán entrar los malos cuando se encuentran un sistema realmente difícil de abrir?. Pues sí, exactamente por ahí, … JAJAJA

Iker Catalán (perito cerrajero forense  –  www.cerrajeriaforense.com  –  twitter.com/IkerLab ), por la forma en que actualmente se están montando muuuuchas puertas de acceso, augura que muy pronto la herramienta más útil para acceder a una vivienda por métodos alternativos, será un simple cuter. En próximos posts él mismo nos lo contará y veremos que la idea no es tan descabellada.

Por la parte externa, “la que ven las visitas antes de llamar al timbre”, encontramos lo siguiente:

Resbalón: Parte de la cerradura que se acciona de forma automática al juntar la puerta con el marco. Para abrirlo hay que accionar la manilla o usar la llave.

Cerradura: Cuando el cilindro gira, la cerradura se encarga de accionar/mover los elementos que bloquearán la puerta haciéndola solidaria con el cerco o marco.

Palanca: Son los pestillos de mayor resistencia que bloquean el movimiento de la hoja de la puerta. Salvo en cerraduras automáticas, se accionan con la llave.

Tirador: Su función es obvia, sirve para tirar de la puerta desde el exterior hasta cerrarla.

Mirilla: Ya lo hemos mencionado, es un dispositivo, habitualmente óptico, que permite observar el exterior sin necesidad de abrir la puerta. Lo volvemos a reseñar no sólo porque sea visible en el exterior de la puerta sino por la importancia que tiene en determinados métodos de acceso.

Escudo: Elemento mecánico que protege el cilindro, de varias formas, de agresiones externas.

Espero que os haya creado el interés suficiente como para seguir el hashtag #LaSagadelCerrajero en este blog.

Sh3llCON no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores ni por las actuaciones que, fruto del conocimiento transmitido, puedan realizar terceras personas.

Autores: mateo.ganzuando e @IkerLab

La imagen de cabecera se ha compuesto con una foto cortesía de Pixabay