LA SAGA DEL CERRAJERO (1)

Comenzaba septiembre de 2011. Una dolencia degenerativa que afecta a las articulaciones me obligaba, desde hacía unos años, a mantener “en forma” los músculos de los dedos de las manos para que retrasasen la progresiva y dolorosa  deformación de las articulaciones de los dedos. Me pasaba el día apretando una pelotita de goma. Una mañana, […]